INICIO

EDICIONES ANTERIORES INFORMES ESPECIALES

EDICION IMPRESA

 INSTITUCIONAL

NOTICIAS MAYO 2010

BICENTENARIO DE LA REVOLUCION DE MAYO 
200 AÑOS DE HISTORIA DE LA BOCA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este mes se cumplen 200 años de la Revolución de Mayo. Los sucesos del 25 de mayo de 1810 darían origen unos años después, al nacimiento de la Republica Argentina.

La Revolución de Mayo cambió la vida y la cultura de Buenos Aires, trasformándola de una aldea a la cuidad capital de un Estado independiente. Veamos que pasó en nuestro pago chico La Boca , en algunos de los hechos más importantes desde 1810.

Por Norma Rosa Torello y Martín Scotto

LOS ORIGENES

Ilustración: Vista de Buenos Aires poco después de su fundación en 1536. Realizada por Ulrich Schmidel, quien viajaba con el español Pedro de Mendoza.

Entre el 2 y 3 de febrero de 1536, Pedro de Mendoza arribó al Río de la Plata con el objeto de establecer un fuerte y puerto. Si bien no existe absoluta certeza del lugar de su desembarco, algunos historiadores señalan a la Vuelta de Rocha en La Boca o el mismo Parque Lezama como el sitio que los españoles bautizaron Puerto de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre

Algunos relatos de los expedicionarios señalan al lugar como algo inhóspito, lleno de insectos, mosquitos, frondosa vegetación y fácilmente inundadle. El Fuerte logró mantenerse solo unos años. Las enfermedades, la falta de víveres, el ataque de los indios y las peleas internas hicieron que en 1541, los pocos sobrevivientes fueran trasladados a la Ciudad de Asunción del Paraguay y sus instalaciones incendiadas.

 

En la segunda fundación de la Ciudad de Buenos Aires, que fuera realizada ya no el territorio boquense el 11 de junio de 1580, Juan de Garay, repartió las tierras entre sus expedicionarios, asignándole a Alonso de Vera la zona del Riachuelo, que según las crónicas de la época, eran inundables, pantanosas, pero de pastos buenos y fértiles.

LA BOCA DEL RIACHUELO

A partir de 1700, la Ciudad de Buenos Aires comenzó a expandirse hacia el sur. El puerto del Riachuelo, estaba ubicado a la altura de lo que hoy es Paseo Colón y Cochabamba.  

La Boca estaba prácticamente deshabitada debido a su geografía pantanosa y tierras frecuentemente inundables.

En 1807 se instalaron dos pulperías en la zona de la Vuelta de Rocha. Si bien el Cabildo de Buenos Aires decidió cerrarlas por ser “sumamente perjudiciales”, con el tiempo volvieron a abrirse y también se construyeron algunas barracas y cabañas de pobladores.

 

Foto: Casa del Almirante Brown en la Av. Martín García. Año 1901

Con el advenimiento de la Revolución de Mayo en 1810, se fueron instalando a la altura del paraje llamado Vuelta de Rocha algunos talleres industriales. 

Se dedicaban a la construcción y reparación de buques; había astilleros, montaban piezas de artillería y otros accesorios.

Todo ello con destino a la flota del Almirante Brown. Había unos pequeños muellecitos y también guinches a mano para la labor de dichos astilleros. .

El astillero de la zona fue el llamado La Maestranza , que se dedicaba a empalmar y reparar embarcaciones de madera para la incipiente Flota Naval Argentina, que tuvo su máximo esplendor en la Guerra con Brasil en 1826. Hoy en la Vuelta de Rocha puede apreciarse un cañón que perteneció a la Fragata 25 de Mayo, nave insignia del Almirante.

Desde 1812,  el Almirante Guillermo  Brown se había afincado en la “Casa Amarilla”, su residencia situada en lo que hoy es la Av. Martín García entre Azara y Ruy Díaz de Guzmán y que abarcaba una serie de terrenos en La Boca que todavía se conocen con ese nombre.

PUERTO DE TACHOS

Foto: Puerto de La Boca- Año 1880

El crecimiento de La Boca cobró impulso en tiempos de Rosas.  Para el año 1836, la Vuelta de Rocha era conocida como Puerto de los Tachos, por la cantidad de astilleros rudimentarios, talleres y saladeros que tenía en las márgenes del Riachuelo,  a los que fueron  agregándose ranchos precarios, almacenes y pulperías.

Cuando los opositores al Gobierno de Rosas debían huir de Buenos Aires hacia la Banda Oriental del Uruguay, por lo general tomaban la calle Larga de Barracas (hoy la Avenida Montes de Oca).

Este camino que conducía directamente al embarcadero. Frecuentemente, los partidarios de Rosas sorprendían a los fugitivos en la Vuelta de Rocha para ajusticiarlos.  

Una antigua leyenda de La Boca cuenta que algunas noches aparecia colgado entre los árboles de la Vuelta de Rocha, la sombra blanca de un unitario ahorcado.  

La leyenda encontró su explicación racional en una sabana blanca, que el mazorquero Andrés Parra colgaba en el árbol de la casa de su amante Misia Robustiana al solo efecto que el Restaurador de las Leyes Brigadier Juan Manuel de Rosas pudiera ubicarlo cuando lo necesitaba.

Entre 1830 y 1850, se fueron asentando en La Boca las primeras familias genovesas. En las décadas posteriores la inmigración fue masiva, llegando a ser la población italiana superior a la argentina. La actividad del puerto crecía ya que era utilizado para la carga y descarga de productos manufacturados de la Ciudad. Con el puerto surgía un nuevo barrio obrero, en el que comenzaban a levantarse los conventillos. Para 1870, La Boca se había transformado en el puerto de la Ciudad de Buenos Aires y para 1895 era la segunda sección de la Capital. Sobre una población de 38.000 habitantes, 17.000 eran argentinos, 14.000 italianos, 2.500 españoles y el resto de otras colectividades.

EL FERROCARRIL DE LA BOCA

En 1863 comenzó a construirse el Ferrocarril de La Boca , proyecto a cargo de una compañía inglesa. Era un ferrocarril de trocha angosta (1,676 m ), que debía unir la Ciudad de Buenos Aires y Ensenada en la margen derecha del Río de la Plata.  

El Ferrocarril inauguró sus servicios el 1 de septiembre de 1865, con una extensión de 5 Km . Con el tiempo llegó a contar con las siguientes paradas: Estación Venezuela (provisoria cabecera del servicio): en Paseo Colón y Venezuela; Estación Casa Amarilla: en la Av. Martín García y Almirante Brown; 

Foto: Estación del Ferrocarril de La Boca en Av. Martín García y Av. Almirante Brown. Año 1899

Estación La Boca (luego llamada Alte. Brown): en Garibaldi entre Olavarría y Brandsen (donde además estaba el depósito de locomotoras, coches y vagones);Estación Barraca Peña: situada  en Pedro de Mendoza e Irala (parada eventual); Estación Tres Esquinas: en Montes de Oca y Osvaldo Cruz; Estación Muelle de La Boca : que se unía con la Estación Alte. Brown mediante un empalme que siguiendo la actual calle Caminito, llegaba a la Vuelta de Rocha.   

En 1910 fueron clausuradas las estaciones Casa Amarilla, Almirante Brown, Barraca Peña, y Tres Esquinas, ya que se estableció como cabecera de servicio la Estación Plaza Constitución, que llegaba a la Provincia de Buenos Aires directamente desde de Barracas.

LA REPUBLICA DE LA BOCA  

Escudo de La República de Boca  

Existen diferentes versiones sobre la República Independiente de La Boca. Incluso algunos historiadores niegan directamente que este hecho hubiera ocurrido. Concretamente en 1882, a raíz de un largo conflicto laboral que culminó con una huelga, un  grupo de inmigrantes genoveses decidió independizar a La Boca de la Argentina.

Los cabecillas firmaron un Acta en la que informaron al Rey de Italia que habían constituido la "Republica Independiente de La Boca " y  levantaron su propia bandera. El General Julio Argentino Roca, por entonces Presidente de la Nación , acudió personalmente al  lugar con el Ejercito, quitando la bandera genovesa y dando por finalizado el conflicto.    

 
LA AUTONOMIA BOQUENSE

Para 1870, la Ciudad estaba dividida en 13 Juzgados de Paz, y La Boca formaba parte del territorio de San Telmo, y en el último tiempo dependìa del de Santa Lucia (Barracas). 

El 25 de agosto de 1870 la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprueba la creación del Juzgado de Paz de La Boca , y el 23 de agosto del mismo año lo hace el Senado, sancionando la Ley N ° 654 que le da al barrio su propia autonomía. Sebastián Casares fue designado el 29 de agosto como primer Juez de Paz.

LOS BOMBEROS VOLUNTARIOS

La proliferación de Conventillos, construidos de madera y chapa sobrantes de barcos, hacían frecuentes los incendios en La Boca. 

Para 1880, la Ciudad de Buenos Aires tenía solamente un Cuerpo de Bomberos, que estaba ubicado en el casco céntrico, y de difícil comunicación con el barrio.

Motivado por un incendio ocurrido a principios de 1884, 

Foto: Bomberos Voluntarios de La Boca. Año 1925    

Tomas Liberti y su hijo Oreste Liberti, junto a un grupo de inmigrantes italianos resolvieron organizarse e impulsar la creación de un cuerpo de bomberos en La Boca.  

Convocaron a los vecinos con el siguiente Manifiesto: 

Una chispa podría desarrollar un voraz incendio que reduciría a cenizas nuestras humildes viviendas de madera. Tenemos necesidad de una Sociedad de Bomberos, que en los momentos de peligro salven nuestros bienes y nuestras familias. Con tal motivo los invitamos a la reunión que tendrá lugar el Domingo a las 3 de la tarde en el Ateneo Iris

Al finalizar la reunión de ese domingo 2 de junio de 1884, fue fundada la Sociedad Italiana de Bomberos Voluntarios de La Boca , primera entidad de su tipo en la Argentina.  

 

ALFREDO PALACIOS - PRIMER DIPUTADO SOCIALISTA
Foto: Alfredo Palacios

Para las elecciones del Diputados Nacionales del 13 de marzo de 1904, se había establecido un nuevo sistema de votación por circunscripción. Si bien Alfredo Palacios no residía en La Boca , se encontraba afiliado al Partido Socialista del barrio, y por éste presentó su postulación.

El partido político mayoritario era para aquel entonces el Partido Autonomista Nacional (PAN) liderado por el Presidente Julio A. Roca, siguiéndole el Partido Republicano, de fuerte predicamento en La Boca , cuyo jefe nacional era Bartolomé Mitre. 

 

Un acuerdo entre Republicanos y Socialistas, hizo que los primeros apoyen a Palacios.En tanto, el Partido Autonomista Nacional se presentó a las elecciones dividido con dos candidatos. Así, Palacios obtuvo 830 votos, contra 949 de los dos candidatos del PAN, y se consagró como el primer diputado socialista de América Latina.

 

EL FUTBOL  

Un grupo de jóvenes boquenses, entre ellos Santiago Sana, Alfredo Scarpatti, Esteban Baglietto y los hermanos Juan y Teodoro Farenga, no conformes con el equipo de fútbol que integraban llamado Independencia Sud, resolvieron el 1 de abril de 1905, fundar un nuevo club deportivo. 

Al día siguiente, reunidos en la Plaza Solís , discutieron el nombre del nuevo Club, descartando el de Hijos de Italia o Estrellas de La Boca ”. Santiago Sana entonces propuso el nombre de “Boca” en honor al barrio y le agregó; Juniors para darle un toque inglés típico de la época. 

 

Primera foto del equipo de futbol de Boca Junior. Año 1905.

También River Plate tiene su origen en La Boca. 

Se fundó el 25 de mayo de 1901 por la fusión de dos clubes preexistentes denominados "Santa Rosa" y " La Rosales ". Después de discutir varias propuestas, decidieron llamarlo "River Plate", aparentemente porque uno de los socios, había visto a unos marineros dejar de lado unos cajones, con la inscripción "The River Plate". 

Ese mismo día firmaron el acta de fundación, y decidieron nombrar como primer presidente a Leopoldo Bard, que también era jugador del club. La primera cancha que tuvo River estaba ubicada del lado este de la Dársena Sud del Puerto de Buenos Aires, detrás de las carbonerías de Wilson. Luego se mudó a Sarandí para regresar a La Boca. En 1914 levantó, sobre la calle Gaboto, una tribuna techada y una gradería. 

QUINQUELA MARTIN  

Foto: Banquete ofrecido en honor a Quinquela Martín al regreso de su gira por Europa. El Presidente Alvear junto a Quinquela. Año 1928 (Lugar Sociedad Verdi de La Boca)

Benito Quinquela Martín fue sin dudas, el personaje más importante de La Boca. Abandonado por sus padres, fue dejado en la Casa de Niños Expósito (Casa Cuna) el 20 de marzo de 1890. 

En 1897 fue adoptado por el matrimonio formado por Manuel Chinchella y Justina Molina, quienes vivían en La Boca , y se dedicaban a la venta de carbón. 

A los 17 años se inscribió en un curso de dibujo y pintura con el maestro italiano Alfredo Lázzari. En 1910, realiza su primera exposición en la Sociedad Ligure de La Boca , y con el tiempo se transformaría en el artista plástico de mayor renombre de La Boca y de los más importantes de la Argentina.

 

Fundó la República de La Boca como institución filantrópica, inventó La Orden del Tornillo para reconocer talentos transgresores de la época, y donó a  Estado los terrenos en donde hoy se encuentran el Museo de Bellas Artes de Artistas Argentinos de La Boca, el Teatro de la Rivera , el Hospital Odontológico Infantil, la Escuela Técnica N° 31 Artes Gráficas, la Escuela Primaria y el Jardín de Infantes, todos sobre la Avenida Pedro de Mendoza.

Recorió el mundo con sus obras y fue un embajador permanente de La Boca y su gente, a los que pintaba en sus cuadros.

Foto: Quinquela Martín, junto al Presidente Peron y Eva Duarte en la inauguración de la Escuela artes Graficas de La Boca. Año 1947.

Quinquela alguna vez dijo: "Cuanto hice y cuanto conseguí, a mi barrio se lo debo. De ahí el impulso irrefrenable que inspiró mis fundaciones, todas ellas afincadas en la Boca. Por eso mis donaciones no las considero tales, sino como devoluciones. Le devolví a mi barrio buena parte de lo que él me hizo ganar con mi arte. Los dos los siento como fundidos dentro y fuera de mí mismo". 

Falleció el 28 de enero de 1977, a los 87 años de edad.

 

EL CARNAVAL DE LA BOCA  

Comparsa Hambre Seca. Carnaval de La Boca. 1917

La República de La Boca supo tener el mejor Carnaval de Buenos Aires. Sus comparas elegantes y picarezcas se movían al ritmo de música con acordeones, bandoneones y el particular sonido de los martillos y las zambombas.  

La tradición italiana estaba viva en sus marchas, algunas incluso en el dialecto genovés, representante de la mayoría de los habitantes del barrio.

Comparsas como La Perla de La Boca , Los Nenes de Suárez y Caboto, La Juventud Oriente , El Rosedal, Juventud Café Iacarino, El Trapito, la Juventud Marina , Los Linyeras o La Verdurita fueron los grandes atractivos del Corso de la calle Olavarría, cuyo escenario se ubicaba en la esquina de Palos, donde congregaba una multitud disfrazada, alegre, colorida y rebosada de papel picado y serpentinas.

 

CAMINITO

Originalmente, lo que hoy se conoce como Caminito, era el curso de un arroyo que desembocaba el Riachuelo, el cual tenía un pequeño puente peatonal al que llamaban “ Puntin” que significa "puente pequeño" en dialecto genovés.

En el año 1866 la empresa Ferrocarril de La Boca (conocida también como Ferrocarril Buenos Aires a la Ensenada) construyó un ramal de cargas que iba desde la Estación General Brown a la Estación Muelles de La Boca , junto al Riachuelo. 

 

Foto: Caminito. Año 1939  

En 1898 la empresa  Ferrocarril del Sud compró el Ferrocarril de La Boca y en 1928 clausuró el servicio. Entonces la vía se convirtió en un camino peatonal, al que llamaban La Curva ", en el cual se descargaba basura de los alrededores

En 1950, por iniciativa  de Benito Quinquela Martin, un grupo de vecinos mejoraron la calle y le dieron color a los Conventillos. En 1959, la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires lo reconoció como Museo al Aire Libre.

Quinquela Martín alguna vez manifestó Un buen día se me ocurrió convertir ese potrero en una calle alegre. Logré que fueran pintadas con colores todas las casas de material o de madera y cinc que lindan por sus fondos con ese estrecho caminito (...) Y el viejo potrero, fue una alegre y hermosa calle, con el nombre de la hermosa canción y en ella se instaló un verdadero Museo de Arte, en el que se pueden admirar las obras de afamados artistas, donadas por sus autores generosamente.

 

PUENTE TRANSBORDADOR

El 25 de septiembre de 1908, la Provincia de Buenos Aires autorizó al Ferrocarril del Sur a levantar un puente de hierro con el fin de unir peatonalmente a la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia , además de servir para el traslado de todo tipo de vehículos.

Se inauguró el 30 de mayo de 1914 ante la presencia de gran cantidad de publico y se le dio el nombre de Puente Nicolás Avellaneda. Fue construido íntegramente en Inglaterra, con hierro y trazas de cobre para resistir la corrosión y luego se lo ensambló en Buenos Aires. 

Tenía una plataforma suspendida, tirada por cables, que le permitió cruzar el Riachuelo a coches, camiones, carros con caballos y también al tranvía.  

Foto: Construcción Puente Avellaneda. Año 1908

Durante varias décadas sirvió de nexo entre las orillas del Riachuelo, hasta que fue desactivado en 1960. En 1993, un Decreto del entonces Presidente Carlos Menem ordenó su desguace y venta, en el marco de los Programas de Saneamiento del Riachuelo que habían prometido pescar y bañarse en el río dentro del plazo de 1000 días. La participación de los vecinos de La Boca lo salvó de la locura.

Recientemente, la Dirección Nacional de Vialidad ha anunciado su recuperación y puesta en valor, anhelo de toda la comunidad de nuestro barrio.

 
Conexión 2000.  ISSN 1852-7612
Las opiniones expresadas en los artículos firmados, son responsabilidad de sus autores  y no necesariamente reflejan la opinion de la editora.
Permitida la reproducción total o parcial del material de esta publicación citando la fuente.